Cámara Minera de Jujuy

La propuesta de suba de las regalías atenta contra el espíritu inicial de la Ley Bases y el RIGI

La suba de regalías atenta contra el espíritu de la Ley de Inversiones Mineras y el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI), que buscan generar condiciones de mayor competitividad para atraer inversiones.

Argentina ya tiene una elevada y regresiva carga tributaria. Esto dificulta su competitividad frente a otros países. También afecta a la estabilidad jurídica y fiscal, prioritarias para la inversión en nuevos proyectos y la financiación de proyectos existentes. El aumento de regalías tendría el efecto contrario al buscado, reduciendo la competitividad y desalentando la inversión.
Afectaría negativamente a los proyectos productivos de oro, plata y litio, y a las exportaciones mineras del país. Encarecer la producción acortaría la vida útil de yacimientos, reduciendo la recaudación. Perjudicaría los nuevos proyectos y ampliaciones que se esperaba impulsar con el RIGI, diluyendo los efectos positivos de esta herramienta.
Si se considera a los proyectos mineros en condiciones de avanzar, que han demorado su inicio por cuestiones de contexto económico-político, se estima que en los últimos 10 años nuestro país perdió USD 8.000 millones anuales en exportaciones y 100.000 puestos de trabajo (actualmente el sector exporta USD 4.000 millones, cuando se podrían estar exportando USD 12.000 millones).
La minería sólo genera riqueza en el país cuando hay empresas trabajando. En promedio, entre impuestos, salarios y compras a proveedores nacionales, una minera deja en el país el 80% de lo que genera. Cuando los proyectos no avanzan, entre los principales perjudicados están las provincias que se ven privadas de una fuente de ingresos.
La CAEM, así como las Cámaras Mineras Provinciales, consideramos que la prioridad debe ser recuperar la confianza y competitividad del país, no incrementar la presión tributaria.
Hoy tenemos la valiosa posibilidad de convertirnos en un país que genere riqueza y desarrollo a partir de un aprovechamiento inteligente de sus recursos. Pero si se prioriza una salida fácil que castiga a un sector productivo con gran potencial de crecer, seguiremos siendo un país rico que condena a su población a la falta de oportunidades.
A continuación, se comparte el comunicado de la CAEM:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *